¿Adicción a los carbohidratos?

Las dietas bajas en grasa han sido populares desde inicios de los años 70s. Típicamente estas dietas son elevadas en carbohidratos, pueden aumentar los depósitos de grasa en el organismo y contribuir al problema de obesidad.

Siente usted la necesidad de comer pan, pasta, popcorn, muffins, chocolate, papas fritas y otros carbohidratos? Quizá este usted en el grupo de personas que desean perder peso y les es prácticamente imposible? La respuesta puede estar en el «tipo » de carbohidratos que usted consume.

Una parte de la energía que obtenemos con los alimentos es utilizada para la reparación celular, reproducción celular y mantenimiento de las funciones corporales de los diferentes sistemas. La otra parte de la energía es depositada en forma de grasa en el tejido adiposo para futura utilización.

En condiciones normales, estos dos sistemas trabajan en armonía. Cuando comemos carbohidratos, estos se metabolizan y producen elevación de azúcar (glicemia) en la sangre. La hormona insulina es liberada al torrente sanguíneo, para llevar la glucosa a las células, producir energía, o almacenar la energía no utilizada en el tejido adiposo (graso).

Una vez completado el ciclo, los niveles de insulina en sangre «caen» y una segunda hormona llamada glucagon entra en acción para «gastar» la energía depositada en forma de grasa en las necesidades del organismo. Estos dos sistemas tienen que trabajar en balance.

El problema es que estas dos hormonas no siempre actúan en balance y el exceso de la insulina puede limitar la salida de glucagon. Cuando los niveles de insulina continúan elevados en la sangre, los órganos y músculos se defenderán creando la condición llamada «resistencia a la insulina», la glucosa no llegará adecuadamente a los órganos y el músculo y el exceso de glucosa en la sangre, será convertida en grasa (la persona ganará peso). Este es el círculo vicioso de la adicción a los carbohidratos que es imposible de quebrar sin un entendimiento del padecimiento.

Investigaciones de los doctores Richard y Rachel Heller (The Carbohydrates Addict’s Lifespan Program) indican que aproximadamente el 75% de las personas con exceso de peso y 40% de las personas con peso normal son adictas a los carbohidratos. Un dato es común: miles de personas son adictas a los carbohidratos y su problema «no» es reconocido, diagnosticado o tratado.

El paciente con adicción a los carbohidratos, sentirá hambre rápidamente después de comer, porque los niveles de azúcar son «barridos» de la sangre por el exceso de insulina. Se puede producir «hipoglicemia» (bajos niveles de azúcar en sangre), que inducirá a la persona a comer de nuevo y continuar el círculo vicioso.

Los pacientes con este problema tienen mucha dificultad en «parar» de comer carbohidratos, una vez que inician. Se comen la caja completa de galletas o el paquete completo de papas fritas, sin tener control, hasta que sus cuerpos se sienten «satisfechos».

Los doctores Heller anotan que estas personas no tienen la «culpa» de lo que les sucede, el exceso de insulina producido por el elevado índice glicemico de los carbohidratos que consumen, no es debido a «falta de control» del individuo, es simplemente una respuesta fisiológica.

Estas personas reportan que muchas veces comer alimentos que no necesariamente les gustan, pero obtienen la sensación de «alivio» una vez que los consumen.

El índice glicemico de los alimentos es una medida basada en la respuesta inmediata en los niveles de azúcar en sangre (glicemia). Hay diferentes instituciones que han dedicado años de estudio para la valoración de la respuesta glicemica de los diferentes productos y alimentos de la dieta moderna.

Los carbohidratos que se digieren rápidamente tienen los más altos índices de glicemia, (los niveles de azúcar en sangre se elevan rápidamente). Los carbohidratos que se digieren más despacio, liberan la glucosa gradualmente al torrente sanguíneo y tienen índices de glicemia más bajos (menor cantidad de energía se depositará como grasa).

Cuáles carbohidratos son los indicados en nuestra dieta, si queremos perder peso?
Si la dieta se compone de carbohidratos con bajo índice de glicemia, el circulo se puede quebrar y el metabolismo de la persona puede volver a la normalidad.

Comentarios