Aromaterapia aromas para tu curación

La aromaterapia, como el nombre lo dice, utiliza los aromas para tratar diferentes padecimientos. Los aromas son aceites esenciales extraídos de una variedad de plantas, flores, hierbas y árboles y de diferentes partes de la planta como la raíz, las flores, el tallo y la corteza.

El arte de la aromaterapia tiene sus raíces en las prácticas de curación de hace miles de años, cuando el ser humano descubrió los poderes curativos de las plantas. Fueron utilizados en Roma, Grecia y Egipto aplicados a la piel o en incienso.

A los aceites esenciales se les conoce como “la esencia de la planta” y se encuentran en pequeños sacos, glándulas y venas de diferentes partes de la planta. Cuando frotas una planta en el jardín como romero o disfrutas del aroma de un rosal, el sentido del olfato percibe los aceites esenciales de estas plantas que están siendo liberados al aire. Son altamente volátiles, pasan de estado líquido a gaseoso en la temperatura ambiente o con el calor.

Los aceites utilizados en la aromaterapia son extraídos de las plantas por un proceso de destilación y extracción, tienen una consistencia más parecida al agua, no son grasosos y son solubles en alcohol, éter y aceites vegetales.

Algunas veces los aceites esenciales pueden tener una concentración equivalente de 75 a 100 veces mayor que la hierba en su estado natural. Por lo tanto, es recomendable utilizar los aceites esenciales con precaución, sobre todo en la dosis a utilizar, que por lo general es por gotas.

Una puerta de entrada de los aceites esenciales a nuestro cuerpo es la nariz. El sentido del olfato es 10.000 veces más sensitivo que cualquier otro órgano sensorial de nuestro cuerpo. Está relacionado directamente con el sistema límbico del cerebro adonde las emociones, memoria y algunas otras funciones de regulación tienen lugar.

Alguna vez haz experimentado recuerdos de tu vida pasada al percibir el aroma de una planta o un perfume?. Es la respuesta de la memoria ligada al aroma, que puede ser placentera o desagradable según la experiencia a que esté ligado.

Otra puerta de entrada de los aceites esenciales a nuestro cuerpo es la piel.Porque los aceites esenciales son orgánicos por naturaleza, se absorben fácilmente a través de los poros y los folículos pilosos. No se acumulan en el cuerpo y son fácilmente metabolizados y excretados en la orina.

Los aceites esenciales se utilizan en gran variedad de padecimientos emocionales como depresión, ansiedad, tensión nerviosa, impaciencia, apatía, confusión, furia y pánico. Y también en múltiples padecimientos orgánicos que van desde enfermedades de las encías, náusea, dolores menstruales, flatulencia, colitis, constipación, insomnio, patología de oídos nariz y garganta, problemas de los ojos, sistema respiratorio, sistema circulatorio, artritis, piel y cabello y muchos otros. No se deben de tomar vía oral por su alta concentración.

La aromaterapia puede ser utilizada en niños y ancianos por personas capacitadas en su utilización debido a su elevada concentración y sus contraindicaciones en algunos casos.

Algunos ejemplos que podemos nombrar entre miles:

  • Sage (salvia): insomnio, problemas de la piel, tónico facial.
  • Geranio: acné, repelente de insectos.
  • Lavanda: dolor de cabeza, sedativo, calmante, tensión, depresión, insomnio.
  • Sándalo: diurético, sistema respiratorio, piel seca.
  • Romero: tos, resfrío, artritis, cuidado del cabello.
  • Grapefruit: celulitis, retención de agua, resfríos.
  • Patchouli: para piel y cabello grasoso, para la agudeza mental.
  • Pino: cistitis e infecciones urinarias.
  • Cardamomo: náusea, calmante, ansiedad, tensión.
  • Manzanilla: acné, artritis, dolores musculares.
  • Eucalipto: problemas respiratorios, dolor de cabeza.
  • Jengibre; náusea, mareos, problemas respiratorios, dolores musculares

Los aceites se deben de utilizan en gotas mezcladas en el líquido de inhalaciones o en su forma pura colocados en recipientes especiales para liberara el aroma al ambiente. También se utilizan en infinidad de preparaciones para baños de tina, productos para la piel y el cabello, diluidos siempre y nunca aplicados directamente sobre la piel, por su alta concentración.

En la actualidad se encuentran en el mercado cantidades de aceites esenciales que no son más que copias del original creadas en el laboratorio químico.

Cuando compres los aceites esenciales, revisa las etiquetas para que te asegures que dice 100% natural. También hay compañías que producen aceites esenciales, que se conocen por la buena calidad de sus productos, búscalas.

Los aceites esenciales se encuentran en las tiendas de productos naturales en Estados Unidos y vienen en pequeñas botellas de color oscuro para protegerlos de la luz.

Facebook Comments