Dieta para Latinas

Te recomiendo que incorpores a tu dieta diaria alimentos naturales.
Que quiero decir con esto? Alimentos que no sean procesados, como alimentos en lata o de paquete, ya que para conservarlos frescos les agregan grandes cantidades de azúcar y preservativos químicos.

Solo piensa en como están esos alimentos en la naturaleza, frescos, en su forma natural y sabrás a que me refiero cuando hablo de alimentos naturales.

Respondemos a impulsos o hábitos que hemos desarrollado a través de los años, que nos vencen, y nos sentimos frustradas de no tener la fuerza de voluntad para dominarlos.

Una tarea fundamental para tu pérdida de peso es el identificar esos impulsos o malos hábitos que te hacen fracasar cada vez que deseas perder peso.

El primer punto que tienes que tomar en consideración es el agua. Tienes que tomar por lo menos 8 vasos de agua por día. Los alimentos están compuestos de 50 a 80% de agua.

Cuando sientas hambre, primero toma un vaso de agua o de alguna bebida Natural que te guste, y espera 5 minutos. Si todavía sientes hambre, sabrás que no es sed.

Cuando sientas el impulso de comer, espera 5 minutos, ocupa tu mente y sobre todo tus manos y si después de esos 5 minutos todavía sientes el deseo, entonces puedes comer.

Es muy importante estar alerta de estas circunstancias, ya que la mayoría de las veces comemos por hábito, cuando entramos a la cocina, inmediatamente abrimos el refrigerador, o si estas viendo televisión y te enseñan en los comerciales una y otra vez diferentes alimentos, te vas a la cocina automáticamente y comes.

Solo sirve en la mesa la porción que vas a comer, no más, para no tener la tentación de servirte más porciones.

Una vez que identifiques porque realmente estas comiendo, tendrás el poder de modificar poco a poco estos hábitos de alimentación.

Ver televisión no tiene compromiso de tu parte y fácilmente te vas a la cocina y empiezas a comer. Si tu mente y tus manos están verdaderamente ocupadas con alguna actividad que te interesa, no sentirás la urgencia de estar comiendo a cada rato.

Lo que aprenderás con todos estos pasos es a comer cuando realmente tienes hambre, y no por hábito.

También sería bueno que examinaras tus horas de sueño, cuantas horas estas durmiendo cada noche? 7 horas, 6 horas. O te quedas hasta altas horas de la noche viendo televisión. No seria mejor irte a la cama más temprano?, así también evitarías todos esos bocadillos que comerás a las 10 u 11 de la noche.

Lo más importante en este proceso es el distraer tu mente, para que no tengas que luchar conscientemente contra tu deseo y tus hábitos de comer, simplemente estarás sustituyendo un hábito por otro, hasta que sea tan natural en tu vida como tu viejo hábito de abrir la nevera cada vez que entras a la cocina.

Un paso importante para quebrar esos hábitos de comer entre comidas, es determinar adonde estas comiendo esos bocadillos, viendo televisión?, de pie enfrente de la nevera?, cuando cocinas?, te recomiendo que cada vez que quieras comer entre comidas, te sientes en la mesa del comedor y comas lo que tenías planeado, no comas nada si no te sientas en la mesa del comedor, y no puedes ver televisión o leer mientras te comes ese bocadillo, solo comerás, sin distracciones. Te aseguro que no disfrutarás de ese bocadillo.

Coloca signos alrededor de tu casa que te recuerden tu nuevo plan
como por ejemplo, en la nevera o en algún pasillo de la casa por el que transites con frecuencia. Algo que diga: tomar de vaso de agua antes de comer o realmente tienes hambre?

Nunca, nunca vayas a comprar los alimentos al supermercado cuando tengas hambre. Tienes que hacer tus compras después de comer.
Busca a una amiga, tu madre, tu hija, tu prima, que inicie los cambios contigo y sigan el programa juntas. Una se ayudará con la otra cuando vengan los tiempos en que quieras flaquear.

Y quizá este sea uno de los puntos más importantes… Cuando te sientas a comer, come hasta sentirte satisfecha, no comas hasta que sientas que tu estómago va a estallar.

Facebook Comments