¿Cuántas libras debo de perder por semana?

Lo indicado es perder de 1 a 2 libras por semana. Hay en el mercado muchas dietas que prometen una pérdida de peso de hasta 20 libras en 2 semanas. La mayoría de las veces con este tipo de dietas (bajas en calorías) lo que la persona pierde son líquidos y además consume masa muscular como fuente inmediata de energía, en lugar de la grasa.

¿Cuántas calorías debo de consumir?

La caloría es una medida de energía. Los alimentos producen energía en el cuerpo una vez metabolizados. Un gramo de proteína o carbohidratos produce 4.2 calorías, un gramo de grasa produce 9.4 calorías. Las calorías que no se consumen en el cuerpo como parte de los procesos metabólicos, serán depositadas como grasa en el tejido adiposo.

Los menús para la pérdida de peso, no deben de tener menos de 1200 calorías, a menos que sea algún régimen especial indicado por el médico. Las dietas bajas calorías, producen una disminución de la taza metabólica o metabolismo, ya que el cuerpo responde a estas circunstancias “ahorrando” energía y la pérdida de peso se hace mas difícil. Este es el caso de muchas mujeres que han hecho este tipo de dietas en numerosas ocasiones y como resultado, ganan peso con mas facilidad después de la dieta.

¿Qué cantidad de proteínas debo de comer?

Todos los metabolismos son diferentes y algunas personas, necesitan mas proteínas (carnes:pescado, aves, mariscos y productos lácteos) que carbohidratos en su dieta, para sentir saciedad cuando comen. Sin embargo, en términos generales la cantidad se calcula como 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso. Por ejemplo, para un persona que pesa 70 kilos, la cantidad de proteína diaria seria 56 gramos. El consumir mucha proteína, puede producir, trabajo extra para los riñones, mal aliento, mareos y náusea entre otros.

¿Qué cantidad de carbohidratos debe de tener mi dieta?

No todas las personas necesitan la misma cantidad de carbohidratos (verduras, frutas, granos) para saciar el hambre, pero se puede calcular como mínimo 150 gramos de carbohidratos por día (unas 600 calorías de los carbohidratos). Los carbohidratos proveen la energía inmediata para los procesos metabólicos, si no hay una adecuada cantidad, muchas veces el organismo consumirá el músculo como fuente de energía y es lo que la persona con sobrepeso debe de evitar. El músculo es como una pequeña “fabrica” que quema energía y a mas músculo, mas calorías se pueden quemar para ayudar a la pérdida de peso.

¿Qué cantidad de grasa debo de comer?

Se nos ha dado el mensaje de que las dietas sin grasa harán mas fácil la pérdida de peso. La verdad es que la grasa (de buena calidad) es necesaria para un buen metabolismo, incluyendo el metabolismo de la grasa. La dieta debe de incluir ácidos grasos esenciales (ácido linolénico y linoléico-omega 3 y 6). Los omegas se encuentran en el pescado como la trucha, atún azul del Atlántico y el salmón, también en las semillas de ajonjolí y las semillas de lino.

Las grasas que se deben de disminuir son las grasas saturadas (mantequilla, aceites, frituras, queso, grasa de origen animal) que contribuyen al aumento del colesterol y la enfermedad del corazón.

¿Porqué unas dietas sirven a unas personas y a otras no?

Todas tenemos metabolismos diferentes y un buen programa de pérdida de peso no es: “una talla sirve para todas”.

Los tres sistemas encargados de la creación, mantenimiento y control de la energía son el sistema nervioso autónomo, el sistema oxidante y el sistema endocrino. Las variaciones individuales en el funcionamiento de los tres sistemas es lo que determina el tipo metabólico y cada grupo puede ser beneficiado para la pérdida de peso, con diferentes porcentajes de carbohidratos, grasas y proteínas.

¿Cuánto tiempo tomará el cambiar mis hábitos de alimentación?

No es fácil el tener que modificar patrones que hemos seguido por muchos años, pero tampoco es imposible, si se tiene el sincero deseo de terminar con el sobrepeso de una vez por todas. Para la mayoría de las personas este proceso toma por lo 2 a 3 meses.

No podemos pretender obtener resultados diferentes si una vez terminada la dieta, volvemos a los viejos hábitos que nos hicieron ganar peso en primera instancia. “Para que algo cambie tiene que haber un cambio”.