Estas aqui
Inicio > Medicina Natural > Falta de Sueño y Envejecimiento Prematuro

Falta de Sueño y Envejecimiento Prematuro

Los trastornos del sueño se han convertido en una epidemia moderna. En los últimos 50 años hemos reducido el promedio de horas de sueño en un 20%.

La sociedad ha cambiado, pero nuestros cuerpos no.

El cerebro humano esta tan activo en el sueño como en el estado de vigilia. Durante el sueño se mantiene la circulación, respiración, temperatura corporal y muchas otras funciones metabólicas.

El sueno normal consiste de dos estados mayores y sus características pueden ser medidas con el electroencefalograma (EEG). El primer estado es llamado NREM (sin movimientos oculares rápidos) que inicia el sueño y ocupa el 75% a 80% del tiempo total de las horas que dormimos. Se caracteriza por la presencia de ondas lentas en el EEG y tiene una profundidad que oscila de grado 1 a 4. El segundo estado es el REM (movimientos oculares rápidos), que ocupa el resto del período del sueño (sueño profundo) y es cuando los sueños ocurren. Se acompaña de una actividad rápida y de bajo voltaje en el EEG y se produce de 5 a 6 veces en el período de una noche normal de descanso.

En estudio publicado en la revista médica The Lancet (octubre 1999) el Dr Eve Van Cauter de la Universidad de Chicago, reportó signos de envejecimiento acelerado en hombres saludables de 20 años a los que se les sometió a un periodo de deprivación de sueño (solo 4 horas por noche durante 6 días). Afortunadamente los hallazgos fueron revertidos cuando se les dió un período de recuperación de 12 horas de sueño por noche por 6 días.

La mayoría de los adultos tiene que dormir de 7 a 9 horas por noche y estos patrones no tienen que cambiar con la edad. Lo que cambia con la edad es la profundidad del sueño sobre todo en personas de mediana edad en adelante. A la edad de 60 o 70 años, el período de sueno profundo es más corto, pero el período de REM permanece constante en todas las edades.

Es común en las personas mayores dormir menos horas. Sin embargo en la mayoría de los casos es por problemas de salud física o mental que pueden interrumpir, acortar o retardar el sueño. Algunos ejemplos son cambios en el estilo de vida, enfermedades crónicas, trastornos del aparto digestivo, dolor, pérdida de seres queridos, demencia, depresión, ansiedad, estrés, obstruccion nasal (alergia-desviación del tabique nasal) y algunos medicamentos.

Según estudio realizado en USA (Gallup Pull) 30% de pacientes con artritis sufren dolor por la noche que les interrumpe el sueño. Dolor de cabeza, dolores musculares, dolor en los senos para-nasales interrumpió el sueno en el 44% a 56% de los pacientes estudiados.

La deprivación de sueño tiene por lo tanto efectos negativos en la salud física y mental y podemos demostrar los resultados con falta de energía, falta de concentración, cambios de humor, mayor riesgo de accidentes, bajo rendimiento en el trabajo y problemas en las relaciones personales. El dolor que producen algunos padecimientos crónicos, se puede intensificar con la falta de sueño.

Recomendaciones para mejorar las horas de sueño:

  • No tome bebidas que contengan cafeína. La cafeína es estimulante. No solo el café contiene cafeína, sino el té, chocolate y las bebidas de cola.
  • El alcohol aumenta el numero de veces que la persona se despierta durante el sueño e interrumpe los estados profundos de sueño.
  • Alimentos con mucho condimento pueden producir dolor abdominal ardoroso que despierta a la persona por la noche. El irse a dormir con hambre, o una cena muy abundante, puede también dificultar el sueño.
  • Tomar muchos líquidos antes de acostarse, hace que la persona tenga que levantarse para ir al baño e interrumpe el ciclo normal de sueño.
  • El ejercicio moderado como la caminata, sobre todo por la tarde, ayuda a conciliar el sueño más rápidamente y a obtener un sueño más profundo.
  • Un baño con agua tibia antes de acostarse ayuda a dormirse más rápido.
  • Es importante que la habitación esté a oscuras durante el sueño. Nuestro reloj biológico funciona con la luz y la oscuridad.
  • No vea televisión antes de acostarse, la televisión emite ondas electromagnéticas que pueden producir problemas para conciliar el sueño.
  • Haga su meditación o sus oraciones antes de dormir.
  • Establezca una hora para irse a dormir y una hora para levantarse como rutina.
  • Haga el test del sueño y averigüé si está cumpliendo con las horas que necesita.
Una Mujer
Un blog solo para mujeres con temas de interés femenino. Moda, sexo, salud, belleza y muchos mas artículos de tu interés.
http://www.solomujeres.com/

Articulos Similares

Arriba