¿Cuál es el porcentaje normal de grasa corporal?

Tenemos ahora evidencia clara, dictada por cientos de estudios clínicos, que la composición corporal (grasa-tejido magro) esta ligada directamente a la a parición de enfermedades crónicas. Nuevas investigaciones anotan que la pérdida de grasa corporal, no la pérdida de peso por si sola es el factor crucial para un cuerpo saludable y longevidad.

Al medir la composición corporal, el estado de salud del paciente es valorado de una forma más precisa y las indicaciones para cambios en la dieta y el estilo de vida, pueden ser dirigidos adecuadamente.

La mayoría de los estudios clínicos sobre el porcentaje “normal de grasa corporal”, están de acuerdo que el cuerpo requiere cierta cantidad de grasa para mantener la salud. La grasa es importante para la regulación de la temperatura corporal, almacenamiento de energía, función hormonal (particularmente en la mujer) y también actúa como protector y aislante (colchón) de los órganos.

Tenemos dos diferentes clases de grasa corporal. La llamada “grasa esencial”. Almacenada en pequeñas cantidades en el músculo, sistema nervioso central, órganos y médula del hueso, necesaria para un buen funcionamiento de los diferentes sistemas del cuerpo. Y la grasa “almacenada” que el cuerpo guarda como reserva de energía.

Para el hombre, la “grasa esencial” constituye un 3% a 4% de peso corporal total y para la mujer, cerca del 10% al 12% del peso corporal total (porcentaje mayor porque incluye la grasa del tejido mamario y depósitos en las caderas, abdomen y pelvis, necesarias para el funcionamiento del sistema reproductivo).

Porcentaje de “grasa corporal” saludable (porcentaje del peso corporal total que es grasa):
En la mujer el rango normal es de de 21% a 31% de los 18 a los 39 años. El mínimo porcentaje de grasa que se considera saludable es de 13% a 17%. De 23% a 33% en mujeres de 40 a 59 anos y 24% a 35% en mujeres de más de 60 años.

Los rangos normales en el hombre son de 8% a 19% para aquellos en edades de 18 a 39 años. De 11% a 21% en edades de 40 a 59 años y para aquellos mayores de 60 años, 13% a 24%. Sin embargo, estos números presentan muchas variaciones, dependiendo de los diferentes investigadores.

Es importante tener claro que el peso que nos indica la báscula o romana, no da el dato de cuanta grasa corporal tiene la persona. Solo da el dato del peso total.

Por ejemplo, dos personas del mismo sexo e igual estatura, que pesan lo mismo según los datos de la báscula y las mediciones estándar por edad y sexo, pueden tener una composición corporal totalmente diferente. Una es atlética, con un porcentaje de grasa corporal normal o baja (el músculo pesa más que la grasa) y la otra es una persona con sobrepeso (más grasa que tejido magro).
Hay diferentes métodos para la medición de la grasa corporal.
Los más usados en la actualidad en gimnasios y oficinas de médicos son:

  1. Calipers: miden la grasa depositada debajo de la piel.
  2. Básculas especializadas: miden la grasa corporal por medio de la impedancia (resistencia) a una corriente eléctrica que pasa a través del cuerpo (fluidos) y es mayor en el tejido graso que contiene solo 10% a 20% de agua. La masa “libre de grasa” contiene 70% a 75% de agua. Utilizando la impedancia en conjunto con los datos de la estatura, sexo, edad y condición fisica (datos que se anotan en la computadora de la bácula), las mediciones son más exactas que con la utilización del caliper manual.

Otros métodos para medir la grasa corporal son:
Hidrodensiometría: el paciente se sumerge en un “tanque de agua” especializado para esta medición y por un sistema computarizado, los datos del porcentaje de grasa corporal se anotan.”Dual Energy X-ray Absorptiometry” (DEXA), que determina la densidad real de la “masa corporal libre de grasa”. También se puede utilizar la resonancia magnética y la tomografía axial computarizada.

Facebook Comments