¿Riesgo de infección urinaria con las relaciones sexuales?

Las vías urinarias inferiores (uretra, vejiga) son asiento de infecciones urinarias, con mayor frecuencia en la mujer, debido a las diferencias anatómicas entre los dos sexos (la mujer tiene la uretra más corta).

Durante la primera infancia los gérmenes patógenos (de enfermedad) llegan al tracto urinario vía hematógena (sangre) o linfática. En los niños mayores y los adultos la vía más frecuente de entrada de la infección es la “ascendente”, desde los tejidos perineales, vagina, uretra y hacia la vejiga.

La mayoría de las bacterias que causan infecciones urinarias se derivan de la flora normal intestinal. La bacteria más frecuente es la Escherichia Coli (comensal normal del intestino), pero también pueden ser producidas por otras bacterias como la klebsiella, Proteus, Enterobater, Pseudomonas y Staphylococcus saprophyticus (gram positivo).

Si la relación sexual es vigorosa o muy prolongada, las bacterias tendrán mas oportunidad de entrar en la uretra, viajar a la vejiga y producir una infección.

La posición sexual no tiene relación con el origen de las infecciones urinarias.

Los síntomas de la infección de las vías urinarias usualmente son agudos (se presentan súbitamente), con urgencia de orinar, frecuencia de orinar (polaquiuria) y dolor ardoroso en la uretra (disuria). Puede presentarse también dolor en el abdomen inferior y la región lumbar. La disuria se presenta también en las enfermedades de trasmisión sexual.

La orina infectada puede tener color turbio por la presencia de pus (piuria), o tener color oscuro por la presencia de sangre (hematuria). Si la bacteria entra los uréteres y llega a los riñones, puede presentarse la pielonefritis (infección del riñón) con fiebre, dolor lumbar, malestar general, escalofríos, náusea y vómito.

¿Qué podemos hacer para prevenir la infección?

1- Tome mucho liquido antes de las relaciones sexuales y miccione (orine) antes de iniciar el acto sexual. Apenas termine su relación sexual, miccione (orine) de nuevo. De esta manera, barrerá las bacterias que se hayan introducido en la uretra y podrá prevenir una infección.

2- Si los 2 miembros de la pareja toman un baño antes de la relación sexual, teniendo cuidado en asear los genitales y el área del recto, se disminuye la cantidad de bacterias presentes y la posibilidad de infección.

3- Tome jugo de arándano.

Facebook Comments