¿Suplementos para mi hijo?

Pediatria 333 Visitas

La sociedad contemporánea, es parte de un gigantesco experimento que empezó con el advenimiento de la era industrial y los alimentos procesados.

Actualmente, estamos alimentándonos con calorías “vacías”, que no contienen los nutrientes esenciales, ya que se perdieron al procesar los alimentos para darles “larga vida” en los anaqueles de los supermercados.

El organismo humano tiene un alto grado de complejidad, con un sistema organizado de más de 60 trillones de células, cada una con una estructura única y específicos requerimientos de nutrientes para un adecuado funcionamiento.

Las células en el cuerpo humano tienen limitada habilidad para sintetizar nutrientes. Los amino ácidos esenciales, minerales, casi todas las vitaminas, ácidos grasos esenciales y algunos monosacáridos tienen que ser suplidos con la alimentación diaria, ya que el cuerpo no los fabrica.

De todos es conocido la cantidad de niños en la actualidad con problemas de aprendizaje, falta de atención y problemas de conducta que parece afectar a cada familia con niños de edad escolar. Diferentes estudios ligan estos padecimientos con la sub-nutrición crónica de esta población y la elevada cantidad de azucares refinados en su dieta.

Y es de suma importancia que los padres tengan conocimiento de la importancia de la nutrición en el crecimiento de los niños y traten de educarlos desde temprana edad. Los niños siguen el ejemplo de los padres en materia de alimentación (es frecuente el sobrepeso en niños con padres obesos).

Esto no quiere decir que nunca podrán comer una pizza, una hamburguesa, dulces o chocolates. Todo con moderación y en un niño que por lo demás lleva una dieta balanceada, no le producirá problemas. Usted puede ayudarle a su hijo, enseñándole a escoger lo mejor entre lo que tiene disponible en estos establecimientos.

Las comidas sanas y nutritivas no tienen que ser aburridas. Hay variedad de alimentos, que se pueden combinar en diferentes platillos que les agraden y no se sientan deprivados. Cinco porciones de frutas y vegetales al día es lo indicado para que los niños obtengan las vitaminas, minerales y fitoquímicos en forma natural. Sin embargo, no son las únicas fuentes de estos nutrientes. La carne roja, pollo, pescado, huevos, granos, semillas y productos lácteos son también una fuente importante de vitaminas y minerales.

Si este es su caso y usted tiene la preocupación que su niño no esta recibiendo con su dieta los nutrientes esenciales, ¿sería conveniente que considerara la posibilidad de agregar un suplemento de vitaminas y minerales?

Ningún suplemento nutricional por sí solo, es un buen sustituto de una dieta balanceada. Sin embargo, si usted decide suplementar la dieta de su niño, revise las etiquetas de estos productos y asegúrese que no contienen azucares o endulzantes artificiales. Las marcas que endulzan el suplemento con miel de abeja o sirope de arroz, son mas naturales.

Los suplementos deben de administrarse con las comidas, para evitar la irritación del estomago (a menos que sea indicado por el médico de otra manera). Pero hay que tener cuidado de no dar suplementos a los niños con megadosis. Siga las indicaciones de su médico y de la etiqueta. Pero cuidado sobredosis pueden causar toxicidad.

No deje las botellas de vitaminas y minerales al alcance de los niños, sobre todo niños pequeños que son mas susceptibles a una intoxicación. Por ejemplo: “una intoxicación con 6 pastillas de hierro de alta potencia para adultos, puede ser fatal para un niño de 1 a 2 años”.

Compartir

Comentarios